• Smoking Brains

Retrospectivas con Lego

Las sesiones de retrospectiva son bien conocidas por todos aquellos que están siguiendo un marco de trabajo como Scrum, aunque también son evidentemente aplicables en otros ámbitos. No son un invento de Agile, pero aprovecharemos Scrum para darle una vuelta a este evento de Scrum donde tratamos de refinar el proceso para mejorar nuestros resultados. Vamos a explicar una manera de realizar la sesión un tanto diferente: retrospectivas con Lego.


Nos encanta jugar con materiales y artefactos diferentes que saquen a nuestro cerebro de su zona de confort. Ya explicamos en un post cómo comenzar una sesión con las cartas de Ikonikus. Ahora realizaremos toda la parte de recogida de datos con esas piezas de colores que tantos años antes no nos hubiéramos pensado que volveríamos a tocar en nuestro lugar de trabajo.

Así que os invitamos a probar y a hacer vuestra la receta que os presentamos a continuación:


Retrospectiva con Lego para 10 personas

Tiempo total: 60 minutos

Necesitas: 

  • Un paquete con fichas de Lego. Nosotros trabajamos con 1000 piezas, con lo cual podemos realizar la retrospectiva hasta con 10-15 personas. Si el equipo es más pequeño igualmente usamos las 1000 piezas.

  • Una sala tranquila donde el equipo no sea molestado.

  • Una mesa grande.

  • Post-its de colores (mínimo 2 colores, nosotros usaremos amarillo y verde).

  • Rotuladores.



Preparación

Paso 1: Se colocan las 1000 piezas de Lego en el centro de la mesa. Todos los participantes se sientan alrededor de la mesa.

Paso 2: Se indica a los participantes que tienen 10 minutos para crear una figura cada uno, de manera individual. La figura ha de representar aquello que nos interese, como por ejemplo: el resultado de la iteración, cómo ha ido el proceso, la comunicación entre dos departamentos, el proyecto,…

Paso 3: Durante los 10 minutos que la gente está elaborando su figura, el facilitador va controlando el tiempo y guiando a los participantes. Es importante ir recordando qué es lo que queremos representar.

Paso 4: Pasado el tiempo, el facilitador escoge a uno de los participantes y le pide que explique a sus compañeros qué significa lo que ha construido. Tiene dos 2 minutos. Se abre un pequeño debate entre los compañeros por si tienen alguna pregunta qué hacer al constructor. Si hay preguntas se responden rápido. Es momento de que el dueño de la figura escoja sobre qué figura de algún otro compañero quiere obtener información.

Paso 5: El nuevo constructor explica su figura y se procede igual que el paso 4. Se repite este paso hasta que todos los integrantes de la retrospectiva hayan comentado su propia construcción.

Paso 6: Una vez todas las figuras han sido comentadas, el facilitador da 5 minutos más a los participantes con la consigna “haz alguna modificación (quitar/poner/cambiar piezas) en tu figura para mejorarla, teniendo en cuenta lo que la figura representa para ti”.

Paso 7: Cuando el tiempo termina, cada participante debe:

Escribir en un post-it (todos los participantes han de usar el mismo color: amarillo) qué puede hacer él personalmente para conseguir esa mejora que ha representado en su figura (aquí suelen salir cosas del estilo: estar más atento, hacer pair programming, ayudar al product owner, intentar comunicar mejor, …) Escribir en otro post-it (todos los participantes han de usar el mismo color: verde) qué puede hacer el equipo para conseguir esa mejora.

Paso 8: Reservamos el post-it personal para más adelante y con los post-its de equipos, y durante la siguiente media hora, intentamos sacar acciones entre todos que sirvan para refinar el proceso durante la siguiente iteración.

A partir de aquí, la retrospectiva se desarrolla de forma normal, teniendo en cuenta los post-its de equipo para buscar acciones. Importante: hay que tener en cuenta el tiempo restante para esta última parte.


Presentación

Al final de la retrospectiva lo que deberíamos tener es:

  • Una serie de acciones a realizar por parte del equipo para mejorar el proceso.

  • Un punto a mejorar a nivel personal reflejado en un post-it de color amarillo.

 ¿Qué tiene de especial esta receta?

Trabajar con Lego nos obliga a expresarnos de una forma que no estamos acostumbrados, lo que nos ayuda a afrontar las situaciones desde otro punto de vista y, por consiguiente, encontrar soluciones posiblemente diferentes.

Al término de la sesión, cada participante tiene una mejora a nivel personal expresada en un post-it amarillo. Es interesante que ese post-it esté bien visible durante toda la próxima iteración, por ejemplo, que cada participante lo pegue en su monitor, de forma que lo tenga siempre presente.


Para terminar

Hay que aclarar que aunque esta receta está basada en piezas de Lego no se trata de LEGO SERIOUS PLAY, que es un método completamente diferente diseñado para otro tipo de situaciones.


Cualquier pregunta, duda, sugerencia o comentario, por favor, no dudéis en contactar con nosotros en persona, vía web, mailtwitter, LinkedIn o telepatía (esto último aún no lo tenemos perfeccionado); estaremos encantados de compartir y de aprender con todos vosotros.

Barcelona © 2015 - 2019